domingo, 10 de agosto de 2014

Me gusta

Me gusta el palio cuando revira elegante para enfilar la conventual Calle Cervantes.
Me gusta oir el toque de martillo, seguidamente la pértiga y ver como suben acompasados los ciriales, me gusta cuando tras ese toque los palermos corretean entre los tramos y el banderín comienza a andar tras las promesas.
 Me gusta Almería con la luz de la primavera, me gusta Abril, me gusta su sol y como brilla la plata que exquisitamente conservada hace las veces de espejo cuando revira en Jovellanos.
Me gusta especialmente cuando el misterio levanta fuerte y al cielo y la espada deja caer todo su peso en el tronco finamente labrado los los hermanos Delgado.
Me gustan Zadquiel y Uriel, verlos de frente y de perfil, reparar en sus detalles.
El Cautivo, a mí el Cautivo me gusta con potencias, con las de Ramón León, soberano Señor de tu ciudad.
El Prendimiento, a mí el Prendimiento me lo han descubierto este año, me gusta con su capuz, mostrándose a Almería valiente, la humanidad hecha imagen, en capilla para su Triduo con potencias, túnica burdeos y mantolín crudo, así me gusta el Prendimiento.

Mi cofradía me gusta de muchas formas y lo que más me ilusiona es que se puede mejorar y si Dios así lo quiere así será.

sábado, 25 de enero de 2014

Los sueños de Balta

Cuando los sueños se convierten en crucificados de imponente hechura, cuando la almedina se hace pequeña ante la expectación de su bendición, cuando Balta soñaba con una expiración para Almería, cuando enseñaba fotografías en el callado silencio de su droguería, cuando los donativos y loterías fundan hermandades, cuando Oliveros y el Hospital le deben tanto, cuando el cariño y el soñar van de la mano camino de San Juan, cuando Almería espera a un crucificado que nunca imaginó...

Cuando tu ilusión es mi ilusión y me enfado con la vida por las circunstancias.

Hoy bendición a las 19:00h del Gran Amor de la Almedina, el Cristo de nuestro amigo Balta.



viernes, 6 de diciembre de 2013

Inmaculada Concepción de María



Cada cuenta del rosario es un sueño, un desvelo, un pensamiento, cada puntada del pañuelo una lágrima de emoción y sentimiento, como cada año detalles por la Inmaculada Concepción de la Virgen, María de la Merced y entre rosario y pañuelo este patio cumplió siete años.

A mi abuela Loli, celosa del ajuar mercedario, primorosa como ella sólo sabe, algún día, Dios quiera que dentro de muchos años darás puntadas de gloria en el reino de los cielos.

jueves, 5 de septiembre de 2013

El beso


Fotografía: Fernando Navarro Blanco

¡Aquel beso, aquel beso,
semilla de mi pasión!

De él quedé siempre preso,
siento su gigante peso
encima del corazón.

Con él me quitaste el seso
antes de tener razón;

va en mis entrañas impreso
y muero bajo el acceso
de su regeneración.

Miguel de Unamuno

lunes, 2 de septiembre de 2013

Viendo los años pasar.

Parte de la fachada de la Casa-Hdad del Prendimiento, antes de la restauración.

Como las señoras mayores que suben Eduardo Pérez el domingo de corpus, como aquellas que por la mañana bien temprano van a la misa de las Puras, como los ancianos sacerdotes que bajan a la Plaza de la Catedral a dar su paseo matutino, como todos ellos que han vivido tanto, la casa que un día parecía que caería por su propio peso rejuveneció para estar en pie si cabe otros dos siglos más.

viernes, 23 de agosto de 2013

Virgen del Mar, Patrona de Almería



Vista de Santo Domingo desde el camarín de la Virgen

Lo que ve la Santísima Virgen desde la altura celestial de su camarín, un templo que espera y desespera, un pueblo que se acerca, besa y llora.

Lo que María ve desde la altura celestial de su camarín es una ciudad que huele a nardos, unas banderas que rezan Almería con su Patrona, Orgullo de tu ciudad y VIVA LA VIRGEN DEL MAR.

Felicidades un año más, Reina y Madre de los almerienses.
 

martes, 16 de julio de 2013

Cuando se viste de blanco...


Ayer fue de esas noches de julio en las que la Capilla del Sagrario cambia de color, y es que del burdeos tenso y serio se pasa al blanco impoluto resaltón y veraniego.
Ayer fue de esas noches de julio en las que pedí por alguien especial, una nazarenita del primer tramo prendío que ha pasado estas últimas semanas en Madrid, allí donde está el Cautivo que siempre viste de morado, pero yo le pedí al que tengo cerca, a la devoción hecha imagen, porque Dios en Almería vive en la Catedral y se llama Jesús Cautivo de Medinaceli.
Ayer fue de esas noches de julio en las que piensas en Septiembre, noches que quieres y no puedes, quieres soñar con otro Septiembre, con otro Enero, con otra Cuaresma, pero se ve tan inalcanzable.
Ayer fue de esas noches en las que el Señor cambió de terno y se produjo el ritual de mimos entre cordones y alfileres.
Ayer fue esa noche en la que el Cautivo volvió a ser Dios cercano y humano.