jueves, 1 de diciembre de 2011

Dromos


Pasar por la calle Solís además de ser un buen atajo para llegar antes a la casa de hermandad de vez en cuando me regala sorpresas.
Una virgen de las Angustias en la tienda Dromos, que supongo que la restaurarán en breve si es que no lo estaba ya.
Bienvenido Diciembre, te estaba esperando hace mucho.

1 comentario:

victor dijo...

ohh es la virgen de las angustias patrona de viator, jajaajaja, lo necesitaba la pobre...