domingo, 3 de abril de 2011

Hace XV Años...


Hoy es 3 de Abril de 2011 y hace quince años ocurrió algo que supuso un antes y un después en la Hermandad del Prendimiento. Fue el último Miércoles Santo que procesionaron la Merced del 85 y el Cautivo del 87, pues como todos sabemos en la madrugada del 4 de Abril un incendio hizo desaparecer los dos pasos de la Hermandad, salvándose el Prendimiento gracias a la llegada de nuestro amigo Antonio Asensio que salvó el misterio de la Hermandad llegando a tiempo.
No es algo que me guste recordar, yo era tan sólo una niña de 8 años que de la noche a la mañana no comprendía como lo que había dejado en la Catedral un Miércoles Santo a las 4 de la mañana desapareciera en cuestión de horas.
De ese día más que imágenes recuerdo olores, el olor del fuego, de la desilusión, de ver tantos esfuerzos rotos en cuestión de horas.
Y es que ahora, que han pasado quince años hay todavía quién cree que lo que tiene el Prendimiento es por el nefasto incendio...y no recuerdan o no quieren recordar que por aquellos entonces el patrimonio de la Hermandad era considerable, así a bote pronto y echando mano al boletín del 92, en esa semana santa se estrenan los cuatro faroles en plata de ley para el paso del Cautivo, amén de una de las bambalinas laterales por el taller de sobrinos de Esperanza Elena Caro o el llamador del palio Mercedario; en el 93 se estrena la bambalina lateral restante y dos de los evangelistas para el paso del Cautivo de Navarro Arteaga o la saya para la Merced, dos paños de bocinas...pero no quiero enumerar una serie de enseres, sino dejar constancia por si alguien no lo quiere ver de lo que el Prendimiento ya había trabajado para conseguir lo poco o mucho que ya tenía.
La restauración de la Capilla del Sagrario y su puesta al culto, la adquisición de la Casa de Hermandad y ese mismo año, el incendio, que supuso un renacimiento para la cofradía entera, recuerdo la ilusión, los nuevos proyectos, las bendiciones de sendas imágenes, el gentío en una plaza de la catedral abarrotada para volver a ver a nuestra madre de la Merced, el primer besapies en 1997 o la primera salida procesional, quién nos lo iba a decir...un año después salimos a la calle para volver con más fuerza que nunca.
No puedo dejar de agradecer a todos los que de una manera u otra colaboraron, a los cofrades y no cofrades, artesanos, y tantos amigos que arrimaron el hombro en estos duros momentos, pero he de decir que la Hermandad no se quedó ahí, no se puso una meta, sino que siguió trabajando, pasando muchas noches a la intemperie en Monteagud, muchas cruces de Mayo en el local de la Calle Martínez Almagro, mucha venta de lotería, mucho esfuerzo y sacrificio para tener lo que el Prendimiento hoy tiene.
Lo próximo, el 14 de Mayo, la bendición de nuestra Casa de Hermandad, otro sueño hecho realidad y otro objetivo cumplido que sólo unos pocos sabemos lo que ha costado levantarla y devolverla a sus orígenes.

5 comentarios:

Rosa Bueno dijo...

Y todavia hay quien piensa que nuestra Hermandad es lo que es por el dinero que ingresó a cuenta del incendio, a esos les digo yo que sin incendio, el prendimiento de hoy estaría, no a años luz, como ya está, sino por encima de las estrellas.

Montesinaí dijo...

Me alegra mucho verte por aquí Rosa!
un abrazo grande

Anónimo dijo...

Lo de a años luz, sobra.

Enhorabuena a la Hermandad y, especialmente a la familia Marín.

Un saludo.

costalcautivo2 dijo...

Que recuerdos...
Yo tenía 5 añillos por aquel entonces.La única imagen que se me quedó grabada, aún teniendo esa edad, fue los bomberos en la catedra y el agua saliendo por la puerta de los perdones.
Muchos recuerdos posteriores,historias y "anécdotas". Como bien has dicho, cómo en tan poco tiempo los 2 pasos fueron pasto de las llamas cuando muchos de los costaleros de aquellas cuadrillas se marcharon de la plaza de la catedral cerca de las 6 de la mañana.

Y para aquellos que piensan que si, que el dinero nos llovió del cielo desde el incendio, les recomiendo que vean el dvd de la última estación de penitencia de estos 2 titulares ( año 1996) y contemplen el patrimonio de la hermandad por aquel entonces...

"De las cenizas resurgió para volver con más fuerza que nunca".

José Leyva Cuesta dijo...

Aún parece que fue ayer y la nueva imagen de la Merced me sigue pareciendo más joven que la desaparecida (y eso que ya tiene cinco años más de los que llegó a cumplir la primera imagen de Dubé).

Echo de menos a aquella niña, a la novia de Almería que paseaba por la ciudad vestida de blanco pero, repasando mis 23 años de hermano mercedario, no cabe duda de que dijimos de seguir creciendo y crecimos como ninguna otra hermandad ha sabido o ha querido hacerlo.

El fuego puede quemar la ilusión, pero fortalece la Fe. Eso es lo que aprendí de aquella trágica noche que hoy no es más que una efemérides en la historia de PRENDIMIENTO