lunes, 6 de octubre de 2008

Allá donde Jesús Cautivo

¿Cuánto vale una estampa del Señor en su Plaza?

¿Tiene precio un lugar donde contemplar la mirada cabizbaja del Señor en la que lleva su nombre?

Un lugar donde depositar unos claveles rojos, de promesas cada primer Viernes de Marzo.

Allí donde encontrarnos con él, cuando la Capilla cierre sus Puertas.

Un idílico lugar, cerquita de la Catedral.

De Túnica lisa o bordada, con escapulario o sin él, ataviado con potencias o despojado de ellas, no da lugar a pensar en lo demás, estará Él, sólo Él.

6 comentarios:

pakillo dijo...

hija mida de mi arma
tu tienes un don para poner los pelos de punta escribiendo
todos los lunes y los jueves voy a verlo :)
pork es lo k me ace falta ahora, empesaron los estudios los agovios aora con la autoscuela y ÉL es el unico k me puede calmar
¡¡¡¡Viva EL señor de almeria!!!!
¡¡¡¡viva el cautivo!!!!

lo dicho muy bonito lo k as escrito y k me a subido mucho el animos grasias marii
cuidate

un saludo

Montesinaí dijo...

Alagos inmerecidos por cierto...
Basta con sentarse en el banco que separa el Señor del resto de la Capilla, quizás el banco más concurrido de todos, ese que ha visto tantas súplicas, tantas lágrimas y también tantas alegrias.
Ese que espera a que llegues, a rezar, a que la mujer de todos los viernes deje el mismo ramo de claveles.
Basta con mirar su sombra tenue, y tocar su pie para sentir alivio...
...o por lo menos a mi me lo hace sentir...

un abrazo paco

pakillo dijo...

pues si, se siente alivio y tranquilidad sobre todo.
es lo que tiene su mirada, que tan solo mirarlo parece que sabe lo que tienes y hace que te olvides de todo y lo que veias negro ahor lo ves muy claro

un abrazo

j.a.o. dijo...

¡¡¡Siempre está ahí para apaciguar la sed de fé, que a veces nos falta!!!

José Ramón Suárez Ortiz dijo...

¿Cuánto vale una estampa del Señor en su Plaza?
¿Tiene precio un lugar donde contemplar la mirada cabizbaja del Señor en la que lleva su nombre?


No, no lo tiene.


Post Scritpum ¡Qué ganas, ya!

Costero_Prendio dijo...

Caballero TERTVLIO, siento comunicarle que esa estampa no la veran sus ojos porque andará un poco mas adelantado con la escalera del Prendio a sus hombros... jejeje.

Como con todo, cuanto más cerca está el día en que salgamos de la Capilla, más ganas hay de que la Cruz de guia cruce por última vez las puertas de la Catedral... Y esperemos que ese día sea el próximo 8 de Abril...

Un abrazo.